El proyecto se está implementando en los estados de Chiapas, Campeche y Jalisco. El objetivo es promover enfoques agrosilvopastoriles, climáticamente inteligentes y amigables con la biodiversidad, que sean diseñados y divulgados exitosamente mediante estructuras de gestión de conocimiento, y que generen insumos técnicos para el marco institucional y político.